¡Déjame decirte… que el amor te conviene!

¡Déjame decirte… que el amor te conviene!

Estudios dicen que quienes se enamoran son personas más felices o motivadas a hacer las cosas; personas dispuestas a hacer las labores más complicadas con total disposición

 ¡Y parece ser cierto! los enamorados demuestran ilusión, esperanza y un estado anímico favorable. Ante todo esto, ¡Déjame decirte que el amor te conviene!

Principalmente hablemos del amor romántico, el amor de pareja, aquél que te pone a suspirar casualmente, que te causa sensación estomacal, el que te provoca una sonrisa o una mirada al cielo, pensando con anhelo en el porvenir. El amor de película que te hace tan valiente para vencer y tan sensible para perdonar y continuar. En este caso, en que el amor es semejante aliciente, debería ser ley “permanecer enamorado”

Tu caso personal puede ser cualquiera entre miles; puedes ser el tipo de persona que atraviesa un noviazgo romántico y estable o un matrimonio ideal, afectuoso y tranquilo; pero también puedes ser quien ya no encuentre mayor novedad o emoción en su relación actual.  Acaso eres la persona que considera el amor como un tema neutral, por malas experiencias pasadas o el que duda de sus habilidades o cualidades para lograr encontrar o ser encontrado por la persona indicada. Puedes ser alguien que anhela enamorarse a edad temprana o quien con ciertos años transcurridos ya comienza a sentirse emocionalmente solo.

Déjame decirte que el amor te conviene, por razones psicológicas y físicas:

  • Reduce el estrés, la ansiedad y la depresión
  • Produce dopamina, la sustancia de la felicidad
  • Te hace creativo y relaja tu forma de pensar
  • Embellece la piel y retarda el envejecimiento
  • Aumenta la sensación de vitalidad
  • Fortalece el sistema inmunológico ante las enfermedades

¡Aclaremos!:

  • Si eres adolescente o estás en tu juventud temprana, esta no es una invitación precipitada al enamoramiento romántico, da tiempo a que tu pensamiento madure y a realizarte en otras áreas fundamentales de tu proceso de vida.
  • Si estás en edad apropiada para enamorarte y aún no lo has hecho, podrías darte la oportunidad de experimentar el amor de pareja.
  • Si actualmente atraviesas por un noviazgo que no te genera seguridad y paz, sino incertidumbre y desdicha, estás a tiempo de considerar una pausa o el final de la relación.
  • Si tu matrimonio pasa por un momento difícil de incomprensión, riñas y cansancio, necesitas con urgencia evaluar las causas y posibles soluciones.

¡Déjame decirte que el amor te conviene! y no sólo en su forma romántica; si por determinadas razones tus sentimientos no se han dado en pareja,  el amor puedes encausarlo también en tus pasiones personales: Amate a ti mismo, ama la vida, ama a tu familia, ama a tu prójimo, ama tu estudio, ama tu trabajo; pero sobre todas las cosas ama a Dios y ama servirle a él con entrega.

¡Déjame decirte que el amor más grande que conviene a tu vida, es el amor de Dios! Déjate amar por él, quien te ama con amor eterno; amor sin medida y sin variación, incondicional y genuino, amor que perdona, que restaura, que renueva, que salva.

Déjame decirte lo que dice la biblia:

 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Jn. 3,16)

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas” (Deut.6,5)

Por: Carolina Rivera

Deja tu comentario